Cómo funciona el carbón activado

Carbon activado para filtros de agua

La mayoría de los sistemas de filtración para purificar el agua contiene al menos una etapa de filtrado con carbón activado. Seguramente lo habrás escuchado nombrar, pero en esta nota detallaremos su importancia a la hora de brindar un agua libre de impurezas.

¿Qué es el carbón activado y cómo funciona?

El carbón activado es un polvo negro fino hecho del hueso del carbón, cáscaras del coco, turba, coque del petróleo, carbón, olivas o serrín.

El carbón se “activa” a través de un proceso a temperaturas muy altas por el cual cambia su estructura interna, reduciendo el tamaño de sus poros y aumentando su superficie, generando un carbón más poroso que el regular. La textura porosa del carbón vegetal tiene una carga eléctrica negativa, lo que hace que atraiga moléculas cargadas positivamente, como toxinas y gases. Esto ayuda a atrapar toxinas y productos químicos.

La activación del carbón produce una excelente superficie de filtración y le permite tener una gran capacidad de absorción de impurezas del agua. La absorción es el proceso mediante el cual la materia se adhiere a la superficie de un absorbente, en este caso el carbón activado. Gracias a esta absorción es que el carbón activado llega a tener una gran capacidad de retención.

El carbón activado actúa atrapando impurezas en el agua como solventes, pesticidas, residuos industriales y otros productos químicos y dado que también remueve los contaminantes que generan olores, logra que el agua potable sea más sabrosa. Es por eso que se lo utiliza en los sistemas de filtración de agua en todo el mundo. Sin embargo, no atrapa virus, bacterias ni los minerales en el agua.

El Carbón Activado elimina el cloro, sabores y olores, demás químicos orgánicos. Los purificadores más comunes utilizan filtros de una o de dos etapas, donde el carbón activado se introduce como medio filtrante dentro de un cartucho que puede ser de distinto tamaño, según el dispositivo donde se utilizará.

Mirá en este link otros usos que se le da al carbón activado para beneficiar tu salud

¿Cómo funcionan los filtros de carbón activado?

La purificación del agua consiste en quitar contaminantes dañinos del agua. El filtrado, que físicamente bloquea o químicamente remueve contaminantes, es una técnica de purificación diferente de la ósmosis inversa, que filtra el agua a través de una membrana semi-permeable, y el destilado, que vaporiza agua para separarla de los contaminantes. El filtrado es un modo relativamente barato y eficiente de purificar agua. El filtrado por carbón es uno de los más efectivos de estos métodos.

Los filtros de carbón activo se utilizan principalmente para eliminación de cloro y compuestos orgánicos en el agua. El sistema de funcionamiento es el mismo que el de los filtros de arena, realizándose la retención de contaminantes al pasar el agua por un lecho filtrante compuesto de carbón activo. El agua fluye hacia abajo a través del medio filtrante hasta alcanzar la salida.

Se utiliza un carbón activado mineral especial para agua potable, respetando todas las exigencias del mismo y las normas internacionales para el consumo humano, luego autorizadas localmente por la ANMAT.

Tipos de filtros de Carbón para el agua

Existen dos tipos de filtrado de carbón: carbón activado granular y carbón en bloque. El carbón activado tiene una carga ligeramente positiva así que puede atraer impurezas, pero el carbón en bloque tiene una tasa de remoción de contaminantes mayor. Sin embargo, existen muchos factores que afectan esta tasa, incluyendo la cantidad de carbón en la unidad, el flujo de agua, la cantidad de tiempo que los contaminantes estuvieron en contacto con el carbón y el tamaño de la partícula. El carbón puede remover partículas de un tamaño entre 50 y 0,5 micrones, siendo un micron una milésima porción de un milímetro, o mejor dicho 0,001 mm, algo imperceptible para el ojo humano a simple vista.

Filtro para Jarras de carbon activado

¿Qué elementos remueve?

Los filtros de carbón son muy efectivos para remover diversos químicos perjudiciales. Estos incluyen cloro, benceno, radón, compuestos de solventes de trihalometano, químicos orgánicos volátiles tales como pesticidas y herbicidas y cientos de otros químicos artificiales que pueden ponerse en contacto con el agua de la canilla mientras fluye por el sistema. Además, los filtros remueven los malos gustos y olores del agua.

En Humma somos conscientes de los beneficios del carbón activado para la salud, por lo que lo utilizamos en todos nuestros sistemas de purificación, para brindar un agua de calidad y libre de impurezas. Podrás encontrar el carbón activado en nuestros filtros para Jarras Purificadoras, en los filtros para purificador sobremesada, en el filtro de ducha o en los filtros inline para dispensers siendo un elemento clave para cuidar tu salud y la de tu familia.